3 Malos momentos para solicitar un préstamo

La posibilidad de solicitar un préstamo es una alternativa perfectamente viable mientras se ejecute bajo ciertos parámetros enfocados en garantizar más que nada equilibrio y solidez, de ahí la importancia de la llamada inteligencia financiera pues es ciertamente un medio para lograr identificar cuando es un buen o mal momento para solicitar un préstamo para no atentar contra la propia economía personal.

Por lo anterior es vital que este tipo de decisiones se den bajo el marco del responsable análisis de la situación financiera, pues de lo contrario simplemente estaríamos asumiendo una deuda más que no habría manera de pagar.

Situaciones no aptas para pedir préstamos

  • Cuando actualmente ya manejas un préstamo. No es para nada responsable pedir dinero prestado cuando previamente ya se viene manejando algún tipo de crédito puesto que todo esto indudablemente pondrá a prueba tu capacidad de pago y terminará por agobiarte al generar más problemas que soluciones.
  • Cuando no se tienen ingresos económicos fijos. Teniendo en cuenta que los préstamos bancarios demandan el cumplir con fechas para efectuar los pagos y que de esto no cumplirse se genera inmediatamente un interés por mora lo más adecuado es no dar este paso ya que simplemente estarías afectando tu historial crediticio.
  • Cuando el motivo no es verdaderamente importante. Asumir una deuda simplemente para tener dinero extra y gastarlo en cosas que no van a generar productividad habla ya de un desorden en las finanzas. Recuerda que el mal manejo de un crédito deja consecuencias tales como restricciones para solicitar uno nuevamente.

 

You May Also Like