Auschwitz, el mayor campo de concentración del mundo

Construido en 1940 a unos 70 kilómetros de Cracovia, Auschwitz se establece como el mayor campo de concentración del mundo y por consiguiente uno de los mayores símbolos del terrible holocausto Nazi. Si bien los primeros prisioneros transladados hasta allí eran políticos del ejército polaco, no tardaron en ser acompañados por miembros de la resistencia, intelectuales, homosexuales, gitanos y judíos.

Bajo el lema “el trabajo te hace libre”, los judios eran los que especialmente solían ser engañados para que llegasen sin poner resistencia pues se les vendía la idea de que podían marcharse cuando quisiseran,  tan bien trabajada estaba la estrategia que incluso se desplazaban largas distancias hasta allí con sus pertenecias más valiosas.

Auschwitz I y II, el régimen nazi

El campo de concentración construido en 1940 corresponde a Auschwitz I, siendo empleado una vez el complejo estuvo listo, para alojar las oficinas administrativas y a las familias de los miembros de la SS. Un año más tarde, se tomó la decisión de edificar el que sería Auschwitz II -Birkenau, el cual al ser mucho más grande se convirtió en el infierno en la tierra para algo más de 100.000 prisioneros.

Este último, era un campo de exterminio exclusivamente de manera que era allí a donde llegaban los trenes de carga con pasajeros indefensos que tras un proceso de selección eran destinados bien sea al campo de trabajo a ser participes de crueles experimentos o a la cámara de gas. Solo hasta 1945, las tropas soviéticas finalmente pudieron intervenir y liberar a quienes quedaban con vida.

 

 

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *