Beneficios de la oración antes del trabajo

Puesto que ir a trabajar es una labor diaria que ocupa la mayor parte de las horas de la jornada, todo creyente sabe que el poder contar con la bendición del Padre para dicho propósito se convierte en algo trascendente que puede darle un giro mucho más positivo a las diferentes acontecimientos que han de presentarse. Por lo anterior, tomarse unos minutos para reflexionar alrededor de los beneficios de la oración antes del trabajo, se establece como una alternativa idónea para gozar de aquellos maravillosos dones que este acto de fe trae consigo.

Considerando que es a partir de la oracion de la mañana que puede bendecirse no solo el día sino también los pensamientos y la manera de reaccionar, es vital que los fieles al despertar establezcan una fluida comunicación con Dios que garantice su protección y guía.

¿Por qué orar antes de ir a trabajar?

Dedicarle el primer pensamiento del día al creador corresponde a darle prioridad respecto a todo lo demás y reconocer que solo contando con su amor y misericordia cada pequeña prueba podrá ser superada. Ahora bien, elegir orar antes de ir al trabajo se traduce en fomentar la buena disposición, en equilibrar las emociones y dejar en el olvido el coraje o aquellas malas maneras que suelen presentarse ante el estrés y las labores exhaustivas.

Elegir una plegaria para este fin para luego meditarla y recordar la importancia de los objetivos planteados, permite agradecer la oportunidad de ser productivo además influye para llenarse de esa dosis de energía fundamental para demostrar actitudes amables y llenas de generosidad que ayuden a crear un ambiente laboral armonioso para todos.

Orar para empezar el día de trabajo

Programarse para el éxito caminando siempre de la mano de Dios resulta mucho más seguro y verdadero que optar por hacerlo solo y es que pedir fuerza, constancia y optimismo corresponde a reconocer con humildad de corazón que se es mejor ser humano cuando el comportamiento se encuentra regido por los preceptos de la fe.

Por todo lo anterior, orar para empezar el día de trabajo es una acción que además de nutrir el el espíritu suele aclarar la mente e influenciar para que todo lo que se lleve a cabo sea del agrado de Dios, pues que mejor referencia que apegarse a sus mandatos para saber que si se están haciendo las cosas con integridad, alegría, ímpetu y especialmente mentalidad de triunfo.

 

You May Also Like