¿Para qué sirven los signos de interrogación?

Como parte de las incógnitas que genera el idioma español, los signos de interrogación suelen ser los protagonistas de todo tipo de inquietudes y es justamente por ello que en esta oportunidad revisaremos las razones por las que se usan los signos de interrogación ya que, tras su propósito de encerrar enunciados interrogativos, se esconde una historia tan interesante que permite vislumbrar los rasgos más profundos de las civilizaciones antiguas.

Si consideramos que en tiempos anteriores no se dejaba espacio entre las palabras ni mucho menos se integraban signos de puntuación para el acto comunicativo, es absolutamente trascendente el indagar sobre la temática que hoy nos ocupa.

Origen y usos de los signos de interrogación

Puesto que el signo de pregunta es vital para la lectura y la entonación, es preciso retornar al pasado hasta ubicarnos en la época donde el griego clásico y el latín eran los predominantes. Durante aquellos días, leer en voz alta era el acto predominante, por lo tanto, para poder guiar a quienes leían se optó por acudir a variadas marcas que ayudaran a reconocer donde adoptar una entonación interrogativa, por lo tanto, en el latín, por ejemplo, una pregunta se indicaba por la palabra questio al final de la oración.

Con el correr de los años y ante lo tedioso de escribir esta palabra, se decidió cambiarla por la abreviatura QO, más tarde los escribas comenzaron a escribir la O sobre la Q y estas letras posteriormente se convirtieron en garabatos hasta dar con los trazos que hoy conocemos (¿?). Es fundamental hacer énfasis en que los interrogativos fueron ideados para dar sentido de incertidumbre o pregunta a las oraciones de forma directa.

Cómo usar los signos de interrogación

Ciertamente el español es uno de los pocos idiomas que ha designado a estos símbolos como signos dobles, de manera que lo primero para construir una oración interrogativa es esencial emplear el de apertura y el de cierre respectivamente. Ahora bien, debido a que se ha estipulado una forma de interrogación directa y otra indirecta, las personas debemos manejar estos conceptos para identificar cuando los interrogativos deben desaparecer.

Una vez se escriba el signo de cierre, se prosigue con el texto y si se requiere se pone cualquier signo de puntuación excepto el punto, esta es una regla establecida por la Real Academia de la Lengua, asimismo, se permite combinarlos con los de admiración como a continuación se muestra: ¡¡¿¿De verdad piensas eso??!!

 

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *