El whisky, agua de vida

Como es de esperarse, cada licor al que podemos acceder dispone de su propia historia, la cual puede ser sumamente llamativa tal y como es el caso de la que hoy nos ocupa, y es que el whisky al ser una bebida de tan grande reconocimiento a nivel mundial hace parte de la cultura de muchas naciones, especialmente de la sociedad británica.

Conocida como la bebida nacional de Escocia, lo cierto es que el triunfo de este licor es innegable esto gracias a que tanto en su estado puro como en las muchas combinaciones que permite es realmente toda una experiencia el tener acceso a sus notas de sabor.

La historia del Whisky

Las primeras noticias de la existencia de este “néctar” provienen de la cultura celta ya que durante esa época se le consideraba la bebida de los dioses y se le asignaba el poder de calentar el cuerpo y el alma. Más tarde, más exactamente en 1494 aparece la que se considera la primera producción Whisky, un acontecimiento que ocurrió en Escocia.

De acuerdo a muchos datos que circulan sobre este licor, en primera instancia se le promovía como un antídoto para sentirse mejor en momentos difíciles así que por esto empezó a asociarse con el buen humor. Ya entrado el siglo XIX un cambio en su receta hizo posible una baja en su costo que por cierto era muy elevado creando el espacio necesario para ser distribuido con mayor fuerza ya que paso a ser mucho más accesible.

 

 

 

You May Also Like