Hermes, dios griego y mensajero

Reconocido como uno de los dioses del Olimpo, Hermes, dios griego y mensajero es una deidad protectora y líder de las almas que revela variadas facetas en su actuar, sin embargo probablemente su rol más conocido y comentado es junto a Hades en el inframundo donde se dedicaba a dirigir los espíritus para que ocuparan el lugar que les correspondía de acuerdo a la vida que hubiesen llevado.

Entre los diferentes dioses griegos esta divinidad se establece como una de las más jóvenes y suele ser representado luciendo sandalias aladas, empuñando una vara de oro y cubriéndose la cabeza con un sombrero, Hermes ocasionalmente puede aparecer llevando una flauta o lira.

Hermes en la mitología griega

Zeus y Maya son quienes se establecen como sus padres y a pesar de que en buena parte de los mitos de esta cultura aparezca como dios secundario, la verdad es que su estrecha relación con los diferentes cambios que pudiesen ocurrir lo hacían una deidad recurrente entre los ciudadanos. En cuanto al nacimiento de Hermes, se cuenta que llegó al mundo en medio de una cueva y que debido a su precocidad salió corriendo a robar unos bueyes de Apolo, al regresar a la cueva se encontró con una tortuga que utilizó junto a las entrañas de los animales que robó para fabricar su lira.

Hermes a pesar de mostrarse siempre dinámico y grácil, siempre se encuentra atento a las órdenes de Zeus y Hades, guardián de los infiernos. Se sabe que engendró varios hijos que heredaron su belleza, Dafne y Pan son los más conocidos, de otro lado muchas veces era visto como guardián de los caminos y ayuda para resolver las diferentes encrucijadas.

El culto al dios griego Hermes

Además de guía y cuidador, era entendido como el dios del comercio y de los robos, asimismo se creía firmemente en que contada con el poder suficiente para dormir a los dioses y a los mortales a su antojo. Evidentemente su tarea de acompañar a las almas es la más representativa y la que más comentarios genera y es que el gran culto que existía por la muerte en la Antigua Grecia hizo que esta misión fuese vista como más que necesaria para que fluyera todo de acuerdo a los designios de los dioses sedientos de que tanto humanos como monstruos y héroes pudieran pagar de manera contundente por sus actos impuros o indebidos.

 

 

You May Also Like