Mini Cerebros cultivados en laboratorio despiertan gran polémica

Luego de que se conociera que en la universidad de California, el científico especialista en células madre Alysson Muotri se encuentra tratando de “neandertalizar” un organoide cerebral para analizar la base biológica de las habilidades sociales sofisticadas propias de los humanos modernos, el turno ahora es para el cultivo de los mini cerebros, un proyecto bastante ambicioso que de entrada ha despertado gran controversia y asimismo, ha reafirmado la existencia de la ilusión de poder imitar la complejidad de la biología de la mente humana.

Células individuales manipuladas genéticamente, resultaron ser el punto de partida para que, tras un cultivo en el laboratorio, estos pequeños órganos, dieran las primeras señales de actividad neurológica.

Un avance lleno de preguntas éticas

Si bien estos mini cerebros se encuentran muy lejos de lo que se reconoce como una persona moral, el progreso que viene tomando esta investigación se encuentra plagado de cuestionamientos éticos, pues de concretarse, los científicos definitivamente estarían en la total capacidad de cultivar cualquier clase de célula y disponer de las células donadas para investigación para replicar cerebros.

De momento, estos organoides consiguen imitar la actividad cerebral de los bebés nacidos entre las 25 y las 39 semanas posteriores a la concepción, algo emocionante para el mundo de las neurociencias, pues corresponde a un gran punto de partida para entender mucho mejor una buena serie de trastornos del desarrollo cerebral, pero que a su vez, preocupa bastante ya que se dice que entre más se avance más difícil será mantener todo esto bajo control.

 

 

You May Also Like